A los papás del mundo

A los papás del mundo

A los papás que siempre estuvieron…
a los que se tuvieron que ausentar.
A los que siempre nos amaron…
a los que hubo que obligar.
A los que siempre nos cuidaron…
a los que no tuvieron oportunidad.

A los que se quedaron…
a los que les dio temor.
A los de trato dulce…
a los que no aprendieron a abrazar.
A los que nos enseñaron a amar…
a los que ni siquiera supieron cómo.
A los que desde el cielo,
desde el alma, desde casa,
siempre están.

A ti, a ustedes papás, como haya sido,
por escuchar nuestra petición
y urgencia por nacer
por el don de la vida que no tiene precio,
y por todo lo que olvidé escribir aquí:

GRACIAS.

.

Arte: Pinterest

Entradas Sugeridas

2 COMENTARIOS

  1. Antonio
    junio 26, 2015 21:35 Responder

    Que bello poema Vivi, realmente escribes muy bien. Y aprovecho esta ocasión para felicitarte por destacar esta vez el lado masculino del ser, de la vida, de la Creación. Me gustaría que lo integraras mas a tu trabajo ya que el equilibrio entre lo masculino y lo femenino es probablemente uno de los desafíos mas importantes de esta nueva era.
    Una vez leí que la paternidad es el lado femenino de nosotros los varones; es un poco así aunque varía según cada espíritu, cada hombre. Yo miro mi lado masculino y pienso: acción, fuerza, valor, trabajo, sudor… También tengo el otro lado: el que busca tanto ser abrazado como abrazar. Y en todos los órdenes.
    No quiero ser inoportuno pero quiero agregar que has despertado en mi una gran curiosidad intelectual y te agradezco las meditaciones que tan amorosamente nos has brindado para ir sanando. Espero algún día poder conocerte personalmente, o quizá a través de internet. Gracias por estar.

  2. Marcela
    junio 30, 2015 01:26 Responder

    Estoy enamorada del amigo imaginario de mi hijo. 21 de junio de 2015

    Mi hijo no ve a su padre, no por dudas de paternidad, sino por inexpresivo, porque dijo no estar preparado para la paternidad, porque es, quizàs, una persona que se reprime emocionalmente, o lleva puesta una armadura, porque cree que su corazòn està sellado, hermèticamente cerrado. Lo que no sabe es que por algùn lado se escapò algo de èl, mediante una cèlula se le escapò todo aquello que siempre repimiò. Todo tipo de manifestaciones de amor se le exteriorizaron en una pequeña cèlula.
    No convivì con su padre, pero era su amante sin saberlo. Me entero que èl tenìa pareja cuando el nene ya tiene tres años. Hasta eso podìa resistir mi sentimiento por èl. Pero no pude aceptar que el no se haga cargo emocional y legalmente de mi hijo, (solo lo hace econòmicamente) No se puede obligar a nadie a que ame. Nada en este Universo es una casualidad, sino el efecto de una causa. Crecimos y nos criamos en el mismo barrio, pero nos conocimos adultos a muchos kilòmetros de allì. El de tendencias tècnicas y metòdicas, mientras que yo tiendo a lo humanistico y espiritual, como que no tenemos nada en comùn, pero un lazo muy fuerte siento que me une a èl, como si este amor hubiese traspasado vidas para volvernos a encontrar en esta. Eso es lo que siento cuando estoy con èl, cuando lo pienso, aùn cuando lo presiento. Como si algo muy fuerte me sigue conectando, aunque nos separen 500 km.Y como sea lo que èl siente, igualmente hoy nos vincula un hijo.
    Con sus cinco añitos, mi niño tiene un amigo imaginario. Con èl comparten historias geniales. Su amigo es un hèroe que siempre hace todo tan bien o mejor que mamà o hermanas. Es alguien que siempre supera todas las expectativas. Con el juegan, van a comer, miran pelis, van a comprar o al mèdico. entablan diàlogos interesantes, divertidos, increìbles, quien tambièn le regalo un conejo, pero blanco. y una perrita llamada Jazmìn. Su amigo imaginario es su superhèroe. Su papà.
    Al principio me partìa el corazòn oìrlo. Para alguien que nunca conociò lo que era un padre, de solo pensar que no era cierto, que todo era un anhelo de su corazòn, oìrlo me hacìa llorar. Pero esa era yo. Ese era mi sentimiento, no el de mi hijo. Porque èl se ampara en este amigo imaginario a quien llama papà. Quien dice. lo lleva al mèdico cuando enferma y le dice: “hoy no vas a la escuela, te quedas a jugar zombies en la compu, o salen a pasear o de pesca. O le regalò un barrilete màs grande. Quien le hace flan con mucho màs negro.(azùcar), màs rico que el de mamà. Es un hombre insuperable, con el que no puedo competir.
    Me dijeron que debìa escuchar a Gael. y ser partìcipe en sus relatos repondiendo, preguntando,
    Lo loco es que ya no me entristece, me da risa, felicidad escucharlo. No deja de asombrarme con cada relato, con las fàbulas, con esos diàlogos de tanto realismo y convivencia imaginaria. Tal vez Gael necesita esta fantasìa, por eso lo vive asì, a su manera. A veces, hasta pienso que lo hace para ponerme feliz, porque es un niño tan increìble que cuando me cuenta màs me enamoro de su padre! jajaja Què loco!
    Lo que si sè es que las cosas no pasan porque sì. “Por que sì, no es razòn”, decìa mi mamà. No creo estar tan loca. lo siento en mi corazòn.
    Gracias, gracias, gracias a ese amigo imaginario que es su papà y acompaña a mi hijo en su corazòn. Gracias a este señor real pude ver la vida en todos sus colores, porque pude abrir mi corazòn y mi cabeza a travès de la filosofìa budista, y porque èl puso las fichas valorando mi capacidad, como nadie antes lo habìa hecho. Y ante todo gracias por mi hijo.
    Gracias por estar ahì, Vivi. Por recibir mi mensaje. Lo escribì porque sentì que podìa ser comprendida. Muchas gracias.

Deja tu comentario. Adoro leerte.

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS