Afuera (Donde dejar de buscar para que la vida no duela)

Afuera (Donde dejar de buscar para que la vida no duela)

En las sociedades con un bajo nivel de conciencia, lo primero que se le enseña a las niñas es a cuidar su aspecto externo, su figura, sus curvas. Al parecer, lo demás no importa. Y las niñas, desde temprana edad comienzan a creer que son valiosas por lo que pueden mostrar exteriormente y que sólo por sus cualidades físicas serán amadas. Y esto es mentira. Afortunadamente los hombres no fueron sometidos del mismo modo a este tipo de condicionamientos o no se dónde habríamos ido a parar.

Atención! No estoy afirmando que las mujeres que cuidan su físico no tienen sentido del humor. O que las que no cuidan su apariencia física sonríen todo el tiempo. Nada que ver. Hablo de la exagerada importancia que se le da a lo pasajero, antes que a lo primordial.

Te lo voy a resumir de manera sencilla.

La belleza es totalmente personal. La persona que para ti es bella, para el resto de la humanidad puede ser fea y viceversa. Vamos a suponer que eliges a una maravillosa, curvilínea y hermosa mujer (en tu opinión) para pasar la noche. Te enamoras. Y resulta que llegas al punto de tener una relación sentimental con ella. Sin embargo, poco a poco a través suyo van apareciendo los aspectos ocultos de tu ser que no te gustan. Pero no te das cuenta porque no lo sabes y eso logra decepcionarte un poco (de ella). Siempre está echando cantaleta, es regañona, posesiva, seca, está rota, no hay nada con lo que puedas agradarle, pocas veces sonríe, parece estar a la defensiva del planeta entero y de ti. Y pese a que íntimamente se llevan de maravilla, siempre echarás de menos lo que al final busca tu alma. PAZ.

Así que te quedas ahí por algún tiempo, esperando que las cosas mejoren o esperando la menor oportunidad para encontrar lo que busca tu ser. Y en cuanto lo encuentres en otra mujer que tal vez si, o tal vez no, tiene las curvas físicas que antes anhelabas, te irás con ella. Así de simple. Su risa y alegría internas (que es lo que por alguna razón en ella proyectas) serán como un imán. Algo que no querrás dejar pasar, porque no es común. Las que has conocido antes no lo tenían. Parecían tan enojadas!.

¿Qué hay detrás de cada una de tus búsquedas (dinero, salud, placer, amor), si no es un profundo anhelo de dicha, y de tranquilidad?

Sí. Detrás de tu búsqueda de una mujer hermosa y curvilínea, hay una esperanza de que ella traiga a tu vida, felicidad a todo nivel, que por tanto tiempo te ha sido esquiva. Y puedes encontrarla a través de ella. Claro que sí. Pero siempre será a través de su interior (y del tuyo). Estamos de acuerdo en que una bella y cuidada apariencia nunca sobra y es perfecto. Pero eso te sacia y se va agotando. Mientras que la belleza interior es una fuente que jamás se agota. Permanece en el ser humano siempre. Incluso embellece el mundo después de su muerte.

Escribí hace algún tiempo esto: «La belleza atrae, pero la ternura encadena.»

A esto me refiero. Puedes cultivar tu cuerpo y embellecerlo como gustes, pero sin olvidarte jamás, de que en lo único que se fijará la otra alma, al final de cuentas será en tu capacidad de enfrentar la vida con amor, con humor, con ternura, confianza y dulzura infinitas, con dignidad y honor. Estas cualidades vienen con la alegría de vivir y por supuesto, con la sonrisa.

Una parte de las mujeres se siente segura cuando vive a la defensiva. Pero no es su culpa. Simplemente se le educó para que creyera que adentro no existe, sólo afuera. Cuando es al contrario. Esa es una razón para que experimente soledad, tristeza, vacío, un gran sin sentido. Lo cual puede ser sanado sembrando alegría en el propio ser.

Si bien mi enseñanza va orientada al hecho de que el comportamiento de quienes amas, toca tu alma porque lo traes en ella, en esta entrada me permití mirar las cosas desde otro ángulo. Desde el ángulo de quienes no conocen las 4 palabras sanadoras (no me preguntes cuáles son). De quienes comienzan a vivir. De quienes le conceden el poder al mundo de “afuera”.

Y eso está bien.

A todas estas conclusiones llega el ser humano cuando tiene más de 80 años de edad porque el camino ha sido largo y lleno de piedras. Sin embargo hay atajos. Mirar con el alma, es uno de ellos. Si lo hacemos, lloraremos menos, aprenderemos desde ya. Por todo esto la risa es la única curva que importa.

Y escribo esto, no porque sepa mucho o me las sepa todas. No. Claro que no!!!.  Yo estoy aprendiendo al igual que tú. Tengo el mismo nivel de conciencia que tú. Yo sólo escribo esto porque las palabras que leíste querían nacer a través mío. Es todo.

Gracias por leerme.

Entradas Sugeridas

7 COMENTARIOS

  1. Amado
    septiembre 30, 2015 12:20 Responder

    Te amo Vivi

  2. Chavita
    septiembre 30, 2015 20:33 Responder

    Me gusta musicimo todos tus aportes. Gracias gracias gracias

  3. Yajaira
    octubre 01, 2015 15:11 Responder

    Hoy estoy sedienta de ternura, pero me tienen que encadenar (o liberar) de al apariencia…

    Lo siento.
    Perdóname.
    Gracias.
    Te amo.

  4. Luluna
    octubre 06, 2015 22:07 Responder

    Hermoso Vivi gracias ,a regalar mas sonrisas del alma

  5. Maciel
    octubre 14, 2015 09:53 Responder

    Estas palabras nacen en el momento justo, gracias por existir.

  6. Rosa Maria Cruz F
    marzo 16, 2016 14:57 Responder

    Gracias ❤

  7. Norma
    marzo 16, 2016 17:28 Responder

    Hola Vivi, gracias por todo lo que aportas con tus ensenanzas,gracias por tus mensajes bellos, gracias por haberte cruzado en mi camino,gracias porque me inspiras paz,amor alegria y esperanza…Te envio mucho mucho amor…un gran abrazo..Te quiero!!

Deja tu comentario. Adoro leerte.

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS