Asterión (El minotauro)

AsteriónExiste un personaje de la mitología griega que siempre ha llamado mi atención por su estrecha relación con el ser humano; esta conexión me parece tan fuerte que en un instante, confundo quién es el mito… ¿El hombre? O ¿Asterión, el minotauro?

Dice la leyenda que el rey Minos en su afán por conquistar Creta, solicitó la ayuda de Poseidón (dios del mar), quién aceptó ayudarle e hizo salir del mar a un hermoso toro blanco para que fuera sacrificado por Minos a cambio del favor recibido. Pero el rey al ver el toro quedó fascinado con su aspecto, por lo que engañó a Poseidón, sacrificando a otro toro en lugar del que se había pactado. Poseidón se dio cuenta del engaño y la manera de cobrar venganza fue por medio de Parsífae la esposa del rey Minos, en quien inspiró un amor y un deseo incontenible hacia el toro blanco.

Pero éste no le hacía caso a Parsífae y ella tuvo que hacer un arreglo con el mejor artesano de Creta, para que le construyera una vaca de madera, en la cual entró y así el toro engañado por el disfraz, cedió a la pasión de Persífae y consumaron el acto. De esta unión nació el minotauro, un ser con cabeza de toro y cuerpo de hombre, que sólo se alimentaba de carne humana; motivo por el cual fue encerrado en un laberinto hasta que Teseo le dio muerte. El nombre del minotauro: Asterión.

El minotauro refleja la parte nuestra que se haya en constante antagonismo: el mal y el bien. Queremos ser totalmente buenos y para ello necesitamos suprimir nuestra maldad, nuestro error y equivocación, sin saber que el intento de rechazar nuestra parte “mala” nos predispone a hacerla crecer aún más, porque utilizamos la crítica, la lucha interna, el combate, el forcejeo, la batalla o la guerra para intentar ganar. Y olvidamos preguntarnos: ¿Ganarle a quién? ¿Al contraste que somos? ¿Al minotauro que nos simboliza? Es una guerra absurda en contra de nosotros mismos, de nuestro propio ser. Un ejemplo que representa nuestra lucha inútil es la enfermedad. El método que tradicionalmente se enseña en las escuelas universitarias de medicina es el combate. Al estudiante se le enseña que peleando o luchando contra la enfermedad se obtienen resultados; por eso observamos que algunos anuncios en las revistas o periódicos afirman de alguien que falleció: “Luchó todo el tiempo contra la enfermedad hasta que al fin se lo llevó a la tumba” “Peleó una guerra sin cuartel contra el cáncer y murió”. Y cómo no? Si se la pasó peleando y utilizando el mecanismo que quería eliminar!!!

Ampliemos el ejemplo: El recuerdo permanente de eventos dolorosos ocasiona una fuga de energía en alguien llamado B, quien comienza a experimentar ciertos síntomas que le preocupan constantemente. Ahora son 2 eventos que le torturarán: El recuerdo doloroso del ayer más los síntomas actuales que se proyectan en el cuerpo como reales, mientras la mente continúa trabajando para crear más de lo mismo. Se unen la ansiedad, la preocupación y el miedo de morir, lo que impide que haya claridad en el pensamiento, que es el origen del malestar. B, que se encuentra nervioso, comienza a tomar medicamentos que se dan a la tarea de destruir las células causantes del problema. No obstante, B no se puede dar cuenta de que el problema no está en el cuerpo sino en su mente y en la repetición de la vieja película, por eso lucha contra el síntoma desesperadamente, sin éxito. En esa guerra hay mutilaciones, cirugías, cortes y eliminación de tejidos que aparentemente están enfermos, que a su vez han sido observados y analizados por medio de radiografías, ecografías, resonancias magnéticas, tac, etc. Entonces ¿Cómo puede ser irreal la enfermedad si el diagnóstico existe?

La enfermedad es irreal porque es parte del pasado, se encuentra en el tiempo, aunque conserves el órgano dañado en un frasco lleno de alcohol. La creencia firme de que se está enfermo mantiene al cuerpo atascado en el ayer y traslada la idea a ciertas áreas susceptibles a la misma. El combate en contra de la enfermedad sólo la prolonga para darle vida hasta hacerla casi real. La lucha en contra de… te hará fijar tu atención en eso mismo. Fluir a favor de… te hará centrarte en algo de un nivel superior. Pregúntate: ¿Puedo eliminar de mi respiración el hecho de exhalar? ¿Puedo eliminar lo feo de lo bello? La respuesta es No. Porque conoces lo bello gracias a lo feo e inhalas gracias a tu exhalación. Entonces ¿Puedes eliminar la enfermedad o esos aspectos de ti que tanto odias, luchando y combatiendo? Por supuesto que no.

Muchos activistas luchan en contra de la violencia, de la matanza de los gorilas, de las bombas, de la destrucción del medio ambiente, de la extinción de las especies y como resultado obtienen más de eso mismo, porque para luchar en contra de algún sector de la sociedad, tienes que utilizar un mecanismo igual al que cuestionas. Hace algún tiempo observaba la noticia de una chica joven que siempre había sostenido una lucha contra el terrorismo y en uno de esos días difíciles se interpuso entre un tanque de guerra y su objetivo, con resultados desastrosos ya que el tanque le pasó por encima a la joven, sin la menor vacilación. Su cuerpo fue levantado por sus amigos, quienes lloraban impotentes, la imagen le dio la vuelta al mundo. Este es un ejemplo de lo que atraemos por medio de la lucha, ya que de esta manera nos enfrentamos con esa parte nuestra que anhelamos suprimir.

Así mismo sucede con nuestras relaciones. Luchamos para que esa persona cambie sin percibirnos en ella y a veces, en esta lucha se nos va una vida entera para darnos cuenta finalmente de que luchar es utilizar el mismo mecanismo del que anhelamos huir, entonces permanecemos atadas(os) a él. Cuando intentamos tomar partido y ubicarnos del lado del bien, estamos desequilibrando la balanza, porque al elegir, condenamos el lado opuesto y la condena es un juicio, la condena es oscuridad, entonces continuaremos encerradas(os) en el mismo lugar. De ese círculo nace nuestro victimismo, auto crítica, culpa, reproche y finalmente el miedo. Todos caemos en esto regularmente y no aceptarlo o intentar erradicarlo es parte de la lucha que ahora sabemos inútil porque la polaridad es una ley. Los opuestos tienen que existir para que tu vida aquí tenga sentido.

Entonces ¿Qué haremos?

En primer lugar no caer en la trampa de regañarnos, lamentarnos y pensar: ay dios mío si yo hubiera leído esto antes, si yo le hubiera dicho a L que si, si yo me hubiera negado a…

Detengámonos. El “hubiera” es tu conexión con el dolor, así que nada de esto pensaremos, porque estaríamos auto criticándonos y cayendo en la misma trampa mental de siempre. En lugar de eso empezaremos a observar los mensajes y las señales que son enviadas a nosotros por medio de nuestra pareja, hijos, padres, vecinos, amigos, parientes, compañeros laborales, síntomas de enfermedades, dificultades económicas, soledad o cualquier otra situación que estemos viviendo, sin rechazo, con aceptación, con el amor que nos merecemos porque sólo así es posible transmutar un error que si lo observamos de cerca, no existe. De manera que cada vez que a tu mente llegue cualquier conflicto, acéptalo como una señal divina que puede guiarte hacia la plenitud. No tengas miedo de aceptar la tristeza porque en esa aceptación reside el encuentro con la alegría y la paz interior.

No tienes que amar a nadie más que a ti misma(o) ya que esto, lo quieras o no, involucra a los demás. Lo que al mundo le puede parecer un error, para ti puede simbolizar perfección y viceversa; el hecho de que no exista algo real allí afuera nos permite tener nuestros propios conceptos de lo que es el bien y de lo que es el mal, lo que nos da ventaja porque podemos sentirnos en paz aunque aparentemente el mundo se esté cayendo a pedazos. Tienes ante ti una frase perfecta para integrar lo que percibes como desagradable: “TE AMO” o “ME AMO”, de manera incondicional, aunque te equivoques, aunque creas que hay mucho en ti por arreglar, aunque sin querer luches. No cuestiones nada en ti y sentirás que tu energía se duplica.

El laberinto (un lugar sin salida) donde Asterión fue encerrado es el símbolo del planeta donde algunos hemos vivido y donde a veces regresamos cuando el miedo invade nuestra vida. Asterión – El minotauro – es el símbolo de nuestra humanidad con su máscara de luz y sombra.

Copyright, 2009. Vivi Cervera. Derechos reservados de autor.

30 COMENTARIOS

  1. Santosky
    julio 01, 2009 12:17 Responder

    Gracias por el artículo, es muy interesante, me gusta la idea de que entre una estrella y yo, no haya distancia alguna.
    Pude pasar todos los artículos a TXT y leerlos en el MP4 con gran interes, en ratos de descanso en el trabajo, se lo recomiendo a la gente, que pueden leer este Blog fuera de casa y sin PC ni conexión a internet.
    Hasta pronto Gracias

    • julio 01, 2009 15:59 Responder

      Hola Santosky.
      Gracias por tu comentario. Muy buena tu idea de pasar los artículos a TXT, es una excelente sugerencia para los lectores. Un abrazo.

  2. samarkanda
    julio 01, 2009 20:25 Responder

    hola
    como siempre tus post estupendos
    me encuentro en una encrucijada sin salida aparente y siempre que leo tus post parece que estan escritos para mi
    la eterna lucha del bien y el mal es una constante en mi vida
    aunque tengo claro que todo es uno, me cuesta integrarlo y saber que es eso tan ´´malo“ en mi contra lo que lucho constantemente
    un beso

    • julio 02, 2009 10:41 Responder

      Hola Samarkanda.
      No luches.
      El bien y el mal son percepciones nuestras. Lo que para la mitad de la humanidad es bueno, para la otra mitad es malo. Así que aunque elijas el bien o el mal o los dos o ninguno, sé agradecida.
      Besos y abrazos.

  3. Mariana*
    julio 02, 2009 11:59 Responder

    Hola VIVI! Tanto tiempo.
    Te extrañé en este tiempo que pasó del último artículo.
    Que claridad! que maravilla lo que nos enseñás!
    Me anoté una frase que a mi entender es fundamental para evitar el “sufrimiento”: No cuestionar nada ni en nosotros ni el los otros para sentir que se duplica nuestra energía y para estar sanos. Una palabra tan poco usada: “ACEPTAR-AMAR LO QUE ES”. Salir del laberinto del terror, infierno que nuestros egos-pensamientos nos llevan a entrar.
    Sanar nuestras mentes, de eso se trata.
    LO SIENTO, TE AMO!

    PD: Te felicito por los audios, me encantan, los escucho todos los días.
    Y me están haciendo MUY BIEN!!!!

    • julio 03, 2009 14:59 Responder

      Mi querida Mariana…
      También yo extrañé escribir. Así que una mañana a las 5, teniendo planeado escribir sobre otro tema, sale de repente este artículo y sin discutir conmigo lo publiqué. 🙂
      Tu frase está muy bien enfocada, de hecho hay una autora, Byron Katie, quien tiene un seminario muy práctico llamado “amar lo que es”, donde explica perfectamente las ventajas de no luchar contra la corriente ya que es inútil.
      Creo que la única manera para salir del laberinto, es por medio del mismo hilo que utilizó Teseo. Esta fue una idea de Ariadna su novia, quien para evitar la muerte segura de Teseo en el laberinto, le dio un hilo que éste debía llevar siempre para encontrar el camino de regreso y así lo hizo, saliendo con vida de ese lugar. El hilo en mi concepto, es nuestra conexión con la luz, con Dios, con el Universo, así que es nuestra opción soltarlo o seguir unidos a él.
      Felicidades a ti por todo el amor que te das, me alegra que los audios hayan sido de tu agrado. Gracias por estar aquí. Aprecio tus comentarios. Te envío abrazos y besos.

  4. Melenitas
    julio 03, 2009 10:06 Responder

    Hola vivi,
    Con este artículo una vez más llegas a tocar ese punto importante en todos de la no aceptación. Siempre hay algo que no aceptamos de alguna manera y así estamos en el laberinto buscando una salida, un responsable, o sencillamente sin una dirección que tomar.
    Pero ya tenemos una gran ayuda que tu nos has brindado en medio de este camino y es aplicar el ho oponopono a todas las variantes librándonos de la enfermedad y de esos cambios que no nos atrevemos a afrontar.

    Te agradezco mucho tu artículo inspirador y amoroso, me gusta mucho la comparación con la mitología y la gran reflexión que nos brindas..

    “Lo siento, perdóname, gracias, te amo”

    Con mucho amor de tu hermanita,

    Loli Cervera

    • julio 03, 2009 15:03 Responder

      Melenitassssssssssssssssss…
      Muchas gracias por estar a mi lado siempre y por inspirarme para escribir. La humanidad ha tenido siempre a Ho’oponopono, sólo que no se había dado cuenta, ahora lo sabemos, la mitología y sus arquetipos son una base desde la cual observarnos.
      Te amo Loli.

  5. Yaritza
    julio 05, 2009 12:58 Responder

    Hola Vivi que maravilloso artículo, me encantó muchísmo. El Minotauro es uno de los personajes más interesantes de la Mitología ya que su parte pensante osea donde está cerebro es completamente animal, irracional y come carne humana que es su otra parte, nació de una apasionada y un engañado, además vive en un laberinto como nosotros, buscando siempre, dando vueltas. La lucha entre el bien y el mal es lo que nos marca desde siempre cuando somos pequeños es lo primero que vamos aprendiendo, si eres buena te quieren, si te portas bien eres linda, te van a adorar, pero quien determina que es el bien, que es el mal, que es bueno? que es malo? esta es la cuestión, allí está el meollo del asunto ya que lo que es bien para mí para otro puede que no lo sea, por lo tanto es relativo, puntos de vista o apreciaciones de cada quien. Sabes que es muy cierto lo de la lucha, ya que la medicina alopática trata con lo contrario de quitar una enfermedad, ejemplo antibiótico para infección y esa lucha trae los inesperados efectos secundarios que dañan otros órganos. La medicina homeopática, por su parte trata con su similar por ejemplo el resfriado con cebolla que es un irritante pero de verdad alivia. Ciertamente la causa principal de la enfermedad está en la mente, algo guardado desde hace tiempo, desde hace mucho tiempo se alimentó por años y hoy es ya una enfermedad, o un dolor y posiblemente la causa de la muerte. Alguien muy acertada me dijo al respecto de un problema, que no viene al caso que creamos situaciones para sanar y crecer, cosas que nos ayudan a subir un peldaño más. Cuando no sabemos que hacer, entramos en un laberinto, pero de tu mano Vivi es más fácil 100 por ciento. Lo siento, perdóname, te amo gracias

    • julio 05, 2009 20:54 Responder

      Yaritza querida, amplías aún más la figura del minotauro, algo que te agradezco, así como tus valiosos ejemplos respecto de los antibióticos (palabra que lo dice todo: anti – contra / bióticos – vida, o sea contra la vida). Tienes razón respecto del laberinto en el cual nos ubicamos a veces, porque así vemos al mundo, no obstante como lo dije en otro comentario, no hay que soltar el hilo que unió a Teseo con Ariadna su novia y con la salida del laberinto, ese hilo es nuestra conexión con el Universo y su vasta energía. Gracias mi querida amiga por tomarte un tiempo en comentar mis artículos. Te amo.

  6. ISABEL
    julio 06, 2009 15:13 Responder

    Hola Vivi,
    soy nueva por aqui, te escribo de Francia, gracias por todo lo que nos comunicas, por ese don del cielo que tienes para transmitir lo importante, lo esencial.
    Aprovecho para hacerte una pregunta :esas frases magicas como “llave de la luz”, etc.., que pasa cuando se traducen al francés? Conservan la misma vibracion?

    Désolée, Pardonne-moi, Merci; Je t’aime

    • julio 06, 2009 21:15 Responder

      Hola Isabel.
      Agradezco mucho tus palabras, son parte de la inspiración que me guía para escribir lo que tú necesitas leer.
      Respecto de los idiomas te tengo un par de noticias: la primera es que todos los idiomas están contenidos en tu conciencia, tú dominas desde el arameo hasta el mandarín por no nombrarte tantos como hay, pero ellos están dormidos en algún lugar de ti. Eso significa que estas frases pueden ir en cualquier idioma ya que lo realmente importante es su vibración unida a tu intención al pronunciarlas. Ellas parten del hawaiano para introducirse poco a poco en el español, en el chino, en el japonés, en el inglés, en portugués, etc.
      La segunda noticia es que estoy viendo la posibilidad de aprender a pronunciar el francés para grabar en ese idioma la meditación que actualmente está en español con el fin de que todos los que hablan ese idioma puedan sentir el mensaje con mi voz y mi propia intención.
      Gracias nuevamente y te envío un gran abrazo.
      Je t’aime.

  7. Norma
    julio 08, 2009 20:37 Responder

    Hola Vivi, gusto en saludarte, a dejame ver si entendi, que no hay cosas buenas o malas, es solo con el cristal que lo veas, y si yo creo que es malo es solo agradecer que paso y no pensar mas en ello, y si es bueno la misma logística. Si es así creo que no me gusta. Me parece como si no me imorportara nada, creo que me perdi!!!!!!!!!!!!!!!!!. Me perdono, me amo,.
    Gotas de rocio

    • julio 09, 2009 11:58 Responder

      Hola Norma.
      Igualmente, me da gusto saludarte. Entendiste perfectamente, no hay cosas buenas o malas, sólo hay percepciones nuestras y si creemos que es malo lo agradecemos sin detenernos en ello porque esto significaría vivir en el ayer, lo cual genera más dolor. Y si es bueno también lo agradecemos sin detenernos en ello porque también queda en el pasado y este es un tiempo que no existe. Claro que comprendiste! De hecho tu aclaración final de que no te gusta porque “parece como si no te importara nada” no es bueno ni malo, porque para media humanidad el hecho de que nada importe puede significar VIVIR PLENAMENTE mientras que para la otra mitad puede significar APATIA. Depende de lo que elijas serás feliz o infeliz, la decisión siempre es tuya.
      Gracias por tu comentario. Un abrazo.

  8. Briella
    julio 09, 2009 21:19 Responder

    Hola Vivi, amiga. ¿Sabes? el escrito del Minotauro me cae como anillo al dedo, pues como parte de mi trabajo de ho’oponopono es no sentirme triste para que el mundo no se contagie de esa tristeza, pero ahora que leeo que es sano aceptarla para dejarla ir, me hace sentir mas tranquila, pues como bien dices, si luchamos por algo, estamos pidiendo o proyectando mas de eso. Entonces con tu escrito que muy amablemente nos compartes, aprendo que escuchando lo que me dice el universo a través de lo que me rodea y estoy atenta puedo cambiar mis errores aceptándolos para dejarlos ir. Y que lo mas importante no es amar, sino amarme para proyectar eso mismo, y dejar de huir como remedio. Uff, pues ahi la llevo.

    Gracias, perdón, lo siento, te amo.

    • julio 10, 2009 20:49 Responder

      Hola Briella.
      Una de las más grandes demostraciones de amor hacia nosotros es cuando logramos comprender todos y cada uno de nuestros estados de ánimo. La mejor respuesta que podemos otorgarnos siempre es por medio de la auto aprobación, la comprensión, el afecto hacia nosotros; pero si en algún momento olvidamos esto y necesitamos estar tristes ¿por qué no comprendernos aún así? ¿por qué no amarnos aún tristes? Creo que esta es una excelente manera de querernos aunque hagamos algo que se considere errado como el sentir enojo o ira. A partir de este instante nos permitimos sentirlo y amarnos por eso. Cuando sentimos ese vacío esa soledad, ese desamparo es cuando más nos necesitamos, así que pase lo que pase, se diga lo que se diga: cero auto crítica!
      Felicidades por tus progresos. Gracias. Te amo.

  9. Suzzy
    julio 14, 2009 12:40 Responder

    Hola Vivi es la primera vez que te escribo, he leído varios de tus artículos y realmente considero que son muy enriquecedores, siento que a veces me cuestiono mucho y caigo mucho en el “hubiera”, me resulta difícil controlar mis pensamientos(los cuales son negativos en muchas oportunidades) los cuales me generan angustia, he tomado consciencia de muchas cosas pero siento que hay cosas que se me escapan de las manos no se como manejarlas, practico a diario Hoponopono, logro sentir paz por momentos pero luego retorna la angustia que puedo hacer para eliminar de raíz todo esto que me lleva hacia la negatividad?

    Lo siento, perdóname, gracias, te amo.

    • julio 16, 2009 09:56 Responder

      Hola Suzzy.
      Si entras en tu negatividad lo más profundo que puedas, si te permites sentir tanta negatividad como sea posible, llegarás al punto donde ella termina y comienza tu paz que es el núcleo de toda emoción. Tu tarea es amar tu negatividad y todo lo que de ella derive, sólo así lograrás integrarla. No necesitas eliminar nada, sólo aceptar.
      Gracias por estar aquí, por comentar el artículo y por borrar recuerdos conmigo. Lo siento, te amo.

  10. Lia
    julio 14, 2009 15:33 Responder

    Hola Vivi. Toda la información publicada en tu página es una fuente inagotable de conocimientos para cada una de las personas que hemos tenido la fortuna de encontrarte y cuando digo “toda la información”, me refiero también a los comentarios de los lectores porque yo en particular aprendo de todo lo que aquí leo y de todos los que aquí escriben.
    Lo que escribes en esta ocasión es muy oportuno para mí porque la semana pasada se me presentó una situación difícil en la que otra persona se sintió herida por mí e intentó a su vez herirme con sus palabras, admito que por tres días lo logró pero desde el principio me aferré a las palabras del ho’oponopono y mis frases favoritas “llave de la luz” y “azul hielo”. Finalizando el tercer día la tormenta pasó y comencé a sentir una paz interna increíble, pude ver la situación con calma y decirme a mi misma “asumo mi responsabilidad en lo sucedido a través del ho’oponopono, me perdono y me amo”. Alguien me dijo “no tienes que caerle bien a nadie, sólo tienes que estar bien contigo misma”, otra frase oportunísima porque me hizo reflexionar sobre los pensamientos que pasaban por mi mente y cuáles de ellos me hacía estancarme en el dolor y cuáles de ellos me hacían avanzar, desde entonces me estoy enfocando en los que me hacen avanzar y tomando todo esto como la oportunidad perfecta para crecer un poco más y seguir aprendiendo.
    Además he notado que últimamente mi mente está enfocada en estos temas porque cada vez consigo mas información con la que inmediatamente me conecto, la leo, la estudio y luego llega más información que vienen a aclarar las dudas que me hayan quedado, es excelente, algún día me gustaría estar a tu nivel de dominio y práctica de estos temas para poder ayudar a otros, así como tú lo haces a diario.
    Muchas gracias, lo siento, perdóname, gracias mil, te amo.
    Lia

    • julio 16, 2009 10:07 Responder

      Hola Lia.
      Hermoso tu comentario. Siento un especial agradecimiento hacia los lectores que dejan aquí ejemplos inspiradores, que siembran buena voluntad y paz. Tienes toda la razón, no tienes que caerle bien a nadie, ni ser aprobada, sólo se trata de ti. Felicidades por todos esos progresos.
      Respecto de lo que me dices al final, en realidad no tengo un nivel distinto al tuyo porque yo aprendo con cada comentario y me siento feliz con la luz que recibo de ti y de todos mis amigos lectores de este blog.
      Gracias, gracias, gracias. Te amo.

  11. Natacha Méndez
    julio 15, 2009 04:07 Responder

    hola Vivi
    me ha hecho mucho bien este artículo, pues ultimamente he tendio que aceptar muchas cosas que no fueron de mi agrado y que al aceptarlas y amarlas por como son, han generado una solución por si solas.
    me place verlo reflejado y me siento mejor sin luchar.
    muchas gracias
    lo siento, perodoname, te amo , gracias
    Natacha

    • julio 16, 2009 10:12 Responder

      Hola Natacha.
      Felicidades por esos cambios, por intentarlo y sobre todo por compartirlo con los lectores que comienzan a aceptar su vida. Te envío un gran abrazo y mi gratitud.

  12. anamaria
    julio 15, 2009 11:02 Responder

    Hola Vivi,
    Desde Chile, agradezco tu escritura, sabia y buena guía.
    Pero este artículo me dejó inquieta, tú sabes mejor que nadie que al ego le gusta molestarte. Si no luchas, si el mal está ahí… si no hay auto-crítica…
    En micaso, estoy en una situación que me tiene al punto de decidir si abandono esta vida… lo económico y lo emocional no me dejan continuar…no veo salida.
    Lo siento, perdóname, TE AMO, GRACIAS.

    • julio 16, 2009 10:17 Responder

      Hola Anamaria.
      Hay ocasiones en las que nuestra decisión por abandonar la vida es tan fuerte que nadie puede detenernos. Yo puedo sentir la perfección aún en esas decisiones y por eso jamás le digo a alguien que no lo haga, porque respeto su libre albedrío y porque además puede necesitar de ese cambio para aprender. He publicado aquí muchos temas que considero apropiados para ti, he creado audios inspiradores que han transformado vidas enteras, respondo comentarios y cartas. Si con todo esto no he logrado que ames tu deseo de marcharte o que encuentres tu conexión con la vida y tampoco he logrado que puedas ver una salida, significa que tengo que permitir que seas libre y elijas lo que tu conciencia necesita.
      Te amo, lo siento.

  13. ELVIRA
    julio 15, 2009 19:05 Responder

    Hola Vivi nunca había escuchado del hoponopono, una amiga me envió un correo donde mencionaban al Dr. Len y quedé fascinada, busqué en la red y te encontré, no podía quitar mis ojos de tu rostro, era como un imán, leí algunos comentarios que te han dejado en los diferentes artículos y entendí solo un poco de porqué tu rostro me pareció fascinante, después escuché el audio y me encantó mucho más. Te envío bendiciones y muchos círculos de luz. Gracias, lo siento y te amo.

    • julio 16, 2009 10:25 Responder

      Hola Elvira…
      Agradezco mucho tu comentario. Supongo que mi rostro es familiar para ti, algunos rasgos de las personas parecen detenerse en el tiempo.
      Un millón de abrazos para ti. Gracias por estar aquí. Lo siento, te amo.

  14. Eterea
    julio 17, 2009 11:34 Responder

    Querida Vivi, como bien dices, esa conexión etérica que hay entre tu y todos nosotros te hace escribir aquello que necesitamos escuchar o leer, en este caso, las respuestas que le diste a Norma y Briella también fueron escritas para mi (recordarás que te consulté por correo algo parecido)… GRACIAS por ello…… GRACIAS por volver a iluminar mi camino que por estos días estaba ensombrecido debido a mis propias dudas y temores.

    GRACIAS por hacerme entender (una vez más) que todo aquello que nos acontece por más bello que sea, si ya forma parte del pasado pues ahí debo dejarlo y continuar viviendo mi presente, en ese sentido, es reconfortante y estimulante saber que en uno mismo está el poder de decidir y elegir el cariz que le otorga a cada una de las cosas que le suceden en la vida y que aún en nuestros momentos más tristes o desesperantes siempre la mejor opción será amarnos y aprobarnos, aunque llegar a ese punto sea difícil, en lo personal, me cuesta mucho no autocriticarme o autoaprobarme cuando lo que haya hecho o lo que me haya pasado no me guste pero ahí vamos y de tu mano todo es más fácil.

    GRACIAS por todo el amor y la paciencia que pones en contestar cada uno de nuestros comentarios por más repetitivos que sean.

    GRACIAS por ser TU!!!

    Te envío un beso inmenso y etérico que trascienda todo espacio, barrera, frontera y continente y que llegué hasta donde estás.

    • julio 18, 2009 12:07 Responder

      Eterea, ya sé quién eres. He respondido a muchos comentarios tuyos sin saber que también me escribías al correo, eso me da mucho gusto.
      Me alegra mucho que las respuestas a las lectoras y lectores sean de ayuda para ti. De igual forma te envío un beso etérico, energético y elástico para que no sólo te llegue a ti sino a todo el Perú. Qué tal? 😉
      Te amo.

  15. Rossana Macias Hidalgo
    julio 19, 2009 00:09 Responder

    Viví. mi alma sufre ante lo que considero una injusticia,el ver trastocada la inocencia de los niños y lo mas terrible de mi ser surge queriendose volcar en quienes agredieron a mi nieto y la impotencia de ver que sus padres le continuan llevando con los agresores…sus propios abuelos….

    • julio 20, 2009 17:12 Responder

      Hola Rossana.
      Debes comprender la naturaleza de ho’oponopono, misma que ha sido explicada a lo largo de todos los artículos de este blog, esa es mi mejor manera de ayudarte ya que no puedo extenderme en mis respuestas aquí. Casi todos mis artículos contienen la esencia de ho’oponopono que es la herramienta que tienes a la mano para caminar más liviana. Mi aporte para ti ahora es decirte que, lamento mucho todo lo que está ocurriendo en tu familia y que te amo. Gracias por tu comentario.

Deja tu comentario. Adoro leerte.

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS