EFT: La ruta de los magos I

Cierro los artículos del 2.009 dejando expuesta ante ti a la magia del nuevo tiempo por medio de las Técnicas de Liberación Emocional o EFT (en inglés: Emotional Freedom Techniques). Tanto esta técnica como este artículo pueden representar para ti, ese tronco flotante que avanza hacia donde estás para que lo abraces y comprendas que existe una salida aunque humanamente no lo parezca. Todo esto tiene que ver con Ley de Atracción, con integrar, con permitir, con amar, con aprender a obrar milagros, con observar las señales, tiene que ver con despertar al ser de luz que hay en ti. Si visitas este blog por primera vez, por favor lee los artículos anteriores así como las diferentes secciones, para que puedas tener más claridad sobre los términos que utilizo.

En el mundo que habito, EFT aún no llega a ser muy digestivo para muchos sectores de la sociedad porque es algo diferente y porque amenaza la seguridad más grande que cualquier ser humano pueda tener que es el sentirse insatisfecho permanentemente. Es por eso que EFT sólo es conocida por el 1% de la población mundial aproximadamente, ya que no todas las personas nos “aventuramos” a golpear suavemente algunos puntos de nuestro cuerpo con el fin de sanar. Por ejemplo, si tú no me conocieras (como creo que me conoces) y yo te dijera que tu estructura física, tu anatomía contiene 8 puntos principales que tocados suavemente en combinación con tu intención pueden guiarte en la dirección correcta hacia el logro de tus sueños, tal vez pensarías que estoy delirando o que el mundo llegó a su fin (bromeo). Afortunadamente no es así (espero), porque considero que si tú ya estás aquí en este planeta, entonces cualquier otro ser puede existir o cualquier otro suceso puede ocurrir. Los seres humanos somos lo suficientemente extraños como para admirarnos de lo extraño (repito) que pueda existir a nuestro alrededor, así que con la certeza de que aprenderás a conocerte aún más, te llevo conmigo al mundo de la magia que es EFT. Como siempre, te sugiero que tomes lo mejor y que deseches lo que no consideres necesario, que no me creas, para que busques e investigues tu propia verdad porque eso te hará más libre aún.

De seguro te estás preguntando: ¿Cómo con darme unos golpecitos en 8 puntos del cuerpo mientras me expreso, puedo obtener tranquilidad? Y la razón es una: Tu geometría. Por todo tu cuerpo hay líneas verticales y horizontales que contienen puntos energéticos comunes llamados meridianos, los cuales se dieron a conocer entre muchos de nosotros por medio del método oriental llamado acupuntura; el cual, con el uso de agujas localiza el punto exacto para lograr la curación de la parte del cuerpo que la esté necesitando. Podría decirse que EFT es acupuntura magnificada porque es sin agujas. Y hay algunas técnicas que la preceden como TFT (Thought Field Therapy – Terapia del campo del pensamiento) enseñada por Roger Callahan o como TMD (Técnicas de la Mente Dinámica) enseñada por la cultura huna de Hawaii (misma que vio nacer a ho’oponopono). Existen algunas diferencias entre ellas, aunque su trasfondo es el mismo: la liberación de la energía atascada o el desbloqueo del sistema energético por medio de los meridianos.

Cuando experimentas alguna sensación desagradable en tu ser, es porque hay un bloqueo en el libre flujo de la energía que recorre tu cuerpo, lo cual se refleja en tus meridianos, lo que también significa una ruptura en el campo energético que eres y es entonces cuando puedes hacer uso de tu expresión y de tu geometría para decir lo que sientes mientras vas desbloqueando tus meridianos con tus dedos. Tus palabras y tus sentimientos son fundamentales en el proceso, ya que la enfermedad, el mal-estar o el dolor, casi siempre tienen su causa en lo no expresado, en lo no admitido, en lo no aceptado. Todo aquello que no has admitido, que no has recibido o que has intentado erradicar de tu ser, ha formado una sombra a tu alrededor y ella contiene todo lo que tú no pudiste aceptar con el fin de protegerte. No te preocupes, esto no es malo, es perfectamente normal en todos los seres humanos, de hecho aprendemos la magia de EFT para aceptar nuestra sombra, para decirle a nuestro ser que no hay nada malo en lo que somos o en lo que hacemos porque todo eso nos lleva a la totalidad.

Te preguntarás porqué una practicante de ho’oponopono como yo, utiliza EFT si se supone que las palabras sanadoras de ho’oponopono bastan para llevar una vida perfecta y te respondo como el ser humano que soy. La razón precisamente es: “mi propia humanidad falible, frágil, susceptible e ignorante, expuesta a la experiencia terrenal con todos mis sentidos”. Y esa también puede ser tu razón, tal vez por eso me lees. La experiencia terrenal está llena de contradicciones, de auto engaño, de relatividad. Por eso creo que no es prudente rechazar la ayuda universal, no es sensato dejar que se marche una opción que ya está contenida en ho’oponopono porque también es totalidad. Es decir, si un chamán huna utiliza las Técnicas de la Mente Dinámica (tercer párrafo) ¿Por qué una mujer como yo, no habría de utilizar EFT? ¿Por qué alguien como tú a quien muchas veces le ha dolido la vida, no habría de facilitar sus procesos de paz? No lo sé. En fin, para redondear la idea te doy un ejemplo: Si un día llega a mi oficina alguien a quien le duele tanto el alma que ha reflejado este dolor en sus piernas que casi le es difícil caminar, yo puedo sugerirle el uso de ho’oponopono y en la mayoría de los casos ese dolor termina con la sola conversación entre ambas, con el sólo hecho de borrar los recuerdos que nos unen. No obstante cuando la sombra de esa persona es tan fuerte como la mía, cuando la sombra se rehúsa a marcharse porque para esa persona el dolor de vivir es infinito, entonces aplico EFT y aquella historia guardada celosamente sale a la luz, aquel relato doloroso finalmente puede ser expresado, dialogado e integrado exitosamente, permitiendo que el dolor de las piernas salga de la sombra y se una al cuerpo físico nuevamente para que no moleste. Eso es integrar o aceptar; lo cual prepara tu ser para recibir más motivos de alegría. Eso es lo que hace EFT. Devolver al cuerpo físico o emocional lo que le ha sido arrebatado, lo que con derecho reclama mediante el dolor. Naturalmente esta persona de la que te hablo, adopta la misión de practicar las palabras sanadoras cada día de su vida hasta que elimina el recuerdo, se siente guiada y puede aceptar la paz. Cuando combino EFT con ho’oponopono me doy cuenta de que estoy afectando al espacio y al tiempo, de que me convierto en “constructora de un puente” que une la tristeza con la alegría para crear plenitud y de que la humanidad se beneficia de los pequeños cambios en mi propia conciencia o en la de mi cliente. Puedo decir que EFT es tu guía, tu mapa para llegar al milagro que es ho’oponopono. Y vendrán más técnicas, vendrá más ayuda para ti. Sólo escucha, aprehende, acepta las señales.

Encuentro en EFT algo realmente encantador y es la posibilidad de decir lo que sientes sin que esto altere los resultados. La libertad de expresarte, sin llegar a creer que estás alejando la felicidad o sin considerarte indigna/o y te da la posibilidad de sanar conociendo los secretos de la vida. Imagina el hecho de practicar la ley de atracción (es decir el hecho de atraer a tu vida lo que deseas mediante tu vibración positiva) expresando tus sentimientos aunque sean de enojo, rencor, odio o miseria. Imagina que hay una técnica en la cual puedes ser tú y en la cual no tienes que fingir para que todo salga bien. ¿No es algo maravilloso? Esto significa que puedes usar EFT para cualquier situación que desees corregir: laboral, sentimental, de salud, de relaciones familiares y por lo tanto puedes trabajar con una uña encarnada hasta con el cáncer o cualquier otra enfermedad calificada como incurable e incluso con tus mascotas y objetos. Se nos ha orientado a que no limitemos el poder de nuestra biología o de nuestra mente y que nos permitamos experimentar esta libertad emocional en cualquier aspecto que nos cause incomodidad; a menudo algo que parece pequeño sale a la superficie para que exploremos profundamente y encontremos sus causas para sanarlas. Los detalles más insignificantes pueden ser fundamentales en el acto de sentirte mejor. Sólo necesitas desprenderte de esa orilla del río a la cual te has aferrado por miedo a las nuevas experiencias. Aquí nada tienes que perder, sólo se trata de ganar y tú siempre ganas. Otro aspecto maravilloso de esta técnica es que no siempre necesitas encontrar las causas, puedes no saberlas que de igual manera serás guiada/o suavemente hacia la solución y aparecerán claves, secretos, maestros, libros, palabras, sueños, experiencias, sensaciones de que lo estás haciendo bien, de que estás recibiendo instrucción.

Los meridianos energéticos del cuerpo humano (han sido llamados también “líneas axiatonales” que son algo así como su versión moderna) están conectados con la red planetaria, con la energía universal, con tus antepasados, con tu historia, con tu inicio y con tu fin. Es por medio de ellas que alteras el campo a tu alrededor y cuando crees que un suceso que consideras negativo está a punto de ocurrir, simplemente accedes al potencial que tus líneas axiatonales encierran por medio de EFT o también por medio de ho’oponopono; son dos maneras diferentes de acceder a las diferentes dimensiones que habita tu ser. El campo es todo lo que tú puedes concebir y se mueve a tu propio ritmo, gira o se queda estático de acuerdo con tus deseos y necesidades, es por eso que con todo este caudal de respuestas que recibes, con las técnicas de liberación emocional que ahora practicas, tienes la oportunidad de manifestar y de comprender que el problema en realidad es tu percepción de los eventos y no los eventos en sí. Es precisamente esta actitud de aceptación la que modifica lo que tus sentidos perciben.

Se dice que EFT no es perfecto y yo quiero creer que quizás no lo es para aquellas personas que todavía necesitan más dolor humano para crecer y por eso es posible que para ellas no funcione, tal vez sea por eso que todos los obstáculos del mundo se sitúen frente a ellas para que nada pueda marchar bien. Sin embargo aún para esas personas existen otras alternativas de curación que pondrán en marcha las energías secretas para su propio bienestar. Sé que aún hay muchos miedos flotando por ahí, miles de personas prisioneras de sus creencias escuchan hablar de la energía que rodea su cuerpo y huyen despavoridas porque creen que Dios se sentó en una silla y dijo: “mmm bien, hoy no tengo humor para tolerar los rollos de toda la gente así que me salgo de las guerras. Esta semana no estoy en Africa, allá que se maten ellos,  mejor me quedo en París, abandono el cuerpo de fulano de tal porque está mintiendo y cuando se arrepienta regreso. Habito el cuerpo de esta niña que se la pasa arrodillada rezando, auxilio a los que se azotan la espalda y a los que sólo comen fruta,  pero eso sí, me rehúso totalmente, me abstengo y me niego a participar de las experiencias con EFT, así que todo el que esté haciendo uso de su energía sepa que no estaré ahí ok? no no no, el diablo no acabará conmigo y mejor digo adiós de una buena vez!”. Créeme que a mí me cuesta mucho trabajo pensar en Dios repartiéndose en unos cuerpos y saliendo de otros, o sea Dios segregando de esta manera!!! es algo un tanto ilógico pero hasta cierto punto necesario. Si estas ideas limitantes no existieran, tampoco habría solución para los problemas cotidianos por medio de las técnicas de liberación emocional.

Mi experiencia personal con EFT ha sido magnífica porque no sólo he obtenido beneficios en todos los aspectos, sino que he tenido la oportunidad de descubrir al espíritu detrás de la piel, he comprobado una vez más lo infinitos y eternos que somos, he encontrado que el tiempo deja de existir porque todo es ahora. Así mismo he tenido la dicha de estar presente en el viaje de muchos seres humanos hacia su propia oscuridad para verlos regresar iluminados, radiantes, plenos. EFT te enseña que aunque siempre hayas estado equivocada/o, que aunque consideres que no existe un solo motivo para que te encuentres viva/o, que aunque pienses que la felicidad se esconde de ti, tu nacimiento no fue un accidente y que cada suceso en tu vida, cada suspiro o cada lágrima permite que la Tierra continúe girando para que la vida humana tenga un ritmo, un valor, un significado. Este artículo te enseña la ruta de los magos, porque el mago tiene poder y no me refiero al poder que dan las pertenencias materiales o los contactos con personas influyentes, me refiero al poder de transformar al dolor en paz interior, al poder de ser un verdadero alquimista.

Gracias por leerme. Un abrazo.

Continuará.

Nota: Este artículo no expresa necesariamente las ideas de Gary Craig el fundador de EFT, ni de su sitio web: www.emofree.com, ni de sus colaboradores.
Descarga gratis el manual en el siguiente enlace: http://www.findthelightwithin.com/eft_manual_esp.htm y visita el mejor sitio en español www.eftmx.com
Copyright, 2009. Vivi Cervera. Derechos reservados de autor.

Deja tu comentario. Adoro leerte.

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS