La dieta del placer

En su libro ‘Ilusiones’, Richard Bach relata la historia de un ‘Mesías contemporáneo’, mecánico de profesión, que en una de sus charlas ante el sinnúmero de personas que se aglomeraban a escucharlo, les preguntó si el ser humano por obedecer a Dios debía soportar lo que El le ordenara, sin importar si se trata de tolerar malos tratos, torturas, vivir en las llamas del infierno, o cosas peores. La multitud sin vacilar respondió que sí, que el ser humano debía acatar las órdenes de Dios aunque esto supusiera el peor de los suplicios. Y el Mesías preguntó nuevamente algo que ninguno de ellos pudo contestar: Entonces si Dios les ordenara que fueran felices ¿Lo serían?

Creo que el ser humano lleva en su interior una relación de amor/odio con el placer; por un lado siente la necesidad de experimentar sensaciones agradables y por el otro, una gran dosis de culpa por no ser lo suficientemente merecedora/or de todo aquello que pueda hacerle sentir la satisfacción de ser quien es, de reír, de ganar, de estar aquí ahora. Esta ambivalencia, esta relación contradictoria se hace presente en todos los ámbitos de la vida y es la causa de la autocrítica, del auto castigo al que el ser ha sometido su cuerpo físico por mucho tiempo. El concepto de que el placer es símbolo de gula, lujuria, avaricia o envidia ha adquirido mayor relevancia en la conciencia gracias a que en esa forma, algunas organizaciones encuentran clientes potenciales para sus productos, visitantes asiduos en sus sitios y feligreses arrepentidos en sus salones. En el contexto al que me refiero, se ha relacionado la palabra ‘pecado’ con el hecho de sentir placer, agrado, satisfacción o felicidad por realizar actividades que el común de la gente rechaza y una de ellas es la de comer sintiendo plenitud; has escuchado muchas veces que las personas dicen: ‘hoy cometí un pecadito’ por hacer referencia a un simple helado! De ese placer que te has negado tantas veces es que trata este escrito.

Voy a darte un ejemplo de cómo se sienta a la mesa el humano promedio en diversas circunstancias y en qué forma esto afecta su vida en general:

En el primer caso es posible que se siente a la mesa con una comida simple muy dietética que le permite sentir que hace lo correcto aunque lo que desee comer sea algo más exquisito. El sentimiento que prevalece es el deseo no satisfecho de consumir lo que realmente anhela su cuerpo. Resultado: insatisfacción, anhelo de lo que no puede tener.

En el segundo caso, la persona hace una excepción y se sienta frente a una comida exquisita, rica en grasas y azúcares, con lo cual se permitirá sentir que puede disfrutar ocasionalmente de estas delicias. El sentimiento que prevalece después de comer es la autocrítica.

Resultado: culpabilidad por haber comido demasiado.

Casi siempre te mueves entre estos dos casos anteriores y la mejor manera de enfrentar el miedo a comer consiste en regalarte un tiempo para amarte aunque engordes, sí leíste bien, aunque engordes; enfrentar el miedo consiste en comprender que así como conoces personas gordas que enferman, también conoces personas muy delgadas que han fallecido. Podrías ahora hablarme de estadísticas y de lo que se dice acerca de las personas que están gordas, pero yo te respondería que si existiera una, tan sólo una solución para adelgazar sin recurrir a la sanación interior, entonces valdría la pena intentarlo. El autoengaño comienza cuando crees que por estar gorda enfermarás, pero no piensas que también puede enfermarte el hecho de comer sin satisfacción o con culpa, de ese modo crees que privándote de ciertos alimentos estarás mejorando tu salud, cuando es importante para ti recordar que mientras tengas que usar la fuerza de voluntad contra algo, muchas más resistencias crearás respecto de ese algo. La resistencia a fluir con tu cuerpo tal y como es, evitará a toda costa que reduzcas tu talla, la resistencia es enemiga de la autoaceptación y esto último es lo que necesitas para ser feliz en este espacio del ahora.

“El placer es el bien primero. Es el comienzo de toda preferencia y de toda aversión. Es la ausencia de dolor en el cuerpo y de inquietud en el alma. Epicuro de Samos”.

Regalarte placer significa salir de ese lugar donde se encuentra la multitud, donde se encuentra casi toda la humanidad y asumir que no corres ningún riesgo por sentirte bien, que nada tienes que perder. Regalarte placer significa comer lo que tu cuerpo te está pidiendo porque es inteligente y hay una razón para cada bocado que pide! amarte en cada bocado que te proporciona alegría, saborear un pedazo de pastel, una papa al horno, una exquisita lasagna, asar salchichas al carbón. Experimenta esa alegría al lado de tus seres queridos mientras tu sentido del olfato te hace saber que comerás con gusto. Si te es posible a diario pregúntate: ¿Qué placer me puedo dar hoy para comer? ¿qué es eso que me he negado por tanto tiempo? Entonces regálate algo que no tenga que ver con la comida necesariamente: Elige un masaje en tu espalda o en tus pies, ve al salón de belleza, cómprate un regalo, mira una película en casa y disfrútala, dile a alguien que amas, que la/o amas!, compra flores!, todo ello te hará sentir mejor y en la medida en que comprendas que tu miedo es infundado, que mereces sentirte feliz, así mismo dejarás de tener deseos de comer en grandes cantidades y de sentir culpa que es lo que crea la destrucción de tu alegría; en esa misma medida las comidas que para los demás son dietéticas no lo serán para ti, te sentirás feliz comiendo lo que tu cuerpo te pida y sobre todo, aprenderás a escucharlo realmente. Recuerda que esa sensación de placer te dará libertad de elegir aquello que le hace bien a tu cuerpo sin reprimirte.

La psicología humana va evolucionando en la medida en que pasa de ser un instrumento de la sociedad de consumo para convertirse en un co-creador de sus experiencias presentes. El placer de realizar las actividades que la conciencia desea hace que el cuerpo libere endorfinas, que son algo así como unas sustancias proteínicas que te hacen sentir felicidad, ¿Puede esto ser nocivo?. La escritora renacentista Sondra Ray en su fabuloso libro “La única dieta”, habla de la importancia que tiene, pasar por alto los conceptos establecidos y las bases sobre las cuales se ha apoyado la ciencia médica con el fin de aprender a sentir comodidad con el cuerpo físico, comprobando de muchas formas que la causa de la obesidad tiene que ver con un estado de no aceptación de lo que es, más que con grandes cantidades de comida consumidas. Entonces no te reprimas, si sientes miedo permítete sentirlo, reconócelo y deja que salga, con el tiempo descubrirás que ya no lo necesitas en tu vida y entonces habrás descubierto lo que significa ser libre.

Vivi Cervera. Copyright 2009. Derechos reservados de autor.

28 COMENTARIOS

  1. Jhoana
    septiembre 03, 2008 17:01 Responder

    Muy interesante tu artículo, eso es lo que necesito saber para continuar con mi meta de bajar de peso, creo que tienes mucha razón en todo lo que dices y muchas gracais por regalarnos este tipo de artículos, que Dios te bendiga y hasta pronto.

  2. septiembre 03, 2008 19:05 Responder

    Hola Jhoana! gracias por tus bendiciones y por tu comentario, espero que sea el primero de muchos. Besos.

  3. Jose Antonio
    septiembre 18, 2008 13:49 Responder

    Hola Vivi …pues me gusto y coincido.. representa hoy en dia un problema la obesidad y la gordura…y tiene que ver mucho con los miedos y las programaciones como lo mencionas, que si nos pusieramos a escuchar en verdad lo que el cuerpo nos pide y lo entendieramos el haria su trabajo sin mayor problema, y aunado a un estado de armonia o de enamoramiento estariamos constantemente generando los liquidos esenciales para nuestro organismo asi como fortaleciendo el sistema inmunologico en fin todavia hay mucho que aprender…y gracias por ser un medio…te envio mucho amor

  4. septiembre 18, 2008 14:53 Responder

    Jose Antonio tienes toda la razón, casi siempre tenemos a nuestras glándulas trabajando más de lo que ellas pueden dar y queremos arreglarlo con dietas, con lo que no lograremos la meta jamás! Pero bueno, siempre hay una oportunidad para volver a empezar y aquí vamos. Gracias amigo por tu comentario y por enviarme amor. Recíbelo de regreso.

  5. Lidia
    octubre 08, 2008 17:36 Responder

    Hola Vivi, estoy muy agradecida por todos tus artículos y también por tus archivos de audio.
    Tienes mucha razón, yo desde hace un tiemo estoy bastante gorda (empece hinchandome), pero no han sido las comidas precisamente lo que me ha provocado esto, ya que no soy una gran comilona. Y además las dietas no resultan…
    Estoy haciendo parte de mi vida el hoponopono y con el tiempo espero sanar mi cuerpo y sentirme libre que es lo que necesito. Sanar mi alma para que se sane mi cuerpo.
    Un gran abrazo
    Lo siento, perdoname, gacias , te amo.

  6. octubre 09, 2008 09:56 Responder

    Hola Lidia. Me complace saber que mis artículos han sido útiles para ti. Yo se que mas de la mitad de la humanidad se siente culpable por comer y esta culpa sólo trae más sobrepeso, más pesadez. Pienso que hay algún evento que ha modificado tu vida y tus emociones, por lo tanto lo ves reflejado en el peso. Te doy un tip: acéptate tú misma, quiérete gordita, si lo haces el universo entero parecerá estar de acuerdo contigo, con tu figura corporal y tu comerás a gusto. No temas enfermarte, cada día enferman y mueren tanto gordos como flacos, este tipo de eventos no tienen predilección por una anatomía en especial aunque la publicidad así lo afirme. Recuerda que tienes el don de elegir. Te envío un abrazo y practica EFT te sentirás divinamente, confirmarás que en realidad eres libre y que no eres tu cuerpo. Un abrazote. Lo siento y te amo.

  7. Liz
    enero 15, 2009 15:44 Responder

    Estimada Vivi:
    Sòlo desde hace unos pocos dìas estoy visitando tu pàgina, por indicaciòn de una amiga que me ha venido suminstrando informaciòn sobre la tècnica de sanaciòn Hooponopono, que me ha fascinado. En este momento estoy tratando varias situaciones que estoy viviendo, entre ellas un poco de sobrepeso, no mucho. Para èsto, estoy en tratamiento con una mèdica dietista, que me suministra unos medicamentos homeopàticos y una dieta que sigo con mucho gusto porque es agradable y hasta me ha ayudado a organizar mi alimentaciòn que andaba en completo desorden, ocasionandome indigestiones, pesadez estomacal,incomodidad para dormir, etc. Leyendo hoy tu artìculo estoy maravillada y te pregunto: puedo continuar mi tratamiento aplicando tus indicaciones o crees que sea inutil seguirlo conociendo ahora èste mètodo?
    Un saludo desde la luz de mi corazòn.

    • enero 15, 2009 20:07 Responder

      Hola Liz. Te sugiero que te introduzcas poco a poco en el mundo de la auto aceptación, verás que poco a poco te vas a ir adaptando, creo que debes permitir que tu guía interior tome la decisión contigo, esto es algo para lo cual necesitas estar cansada de intentarlo todo y que jamás te hayas sentido satisfecha con los métodos usados, pero finalmente es una decisión que tú necesitas tomar. Yo sólo escribo desde mi experiencia personal. Un abrazo amiga.

  8. Liz
    enero 16, 2009 15:33 Responder

    Gracias Vivi, estarè atenta. Un abrazo, Lo siento, perdòname, te amo.

  9. Nat Méndez
    febrero 13, 2009 12:05 Responder

    hola
    como gorda siempre estoy interesada en artículos que hablan del tema.
    soy gorda desde que me volví vegetariana y pese a lo extraño de la paradoja, me alimento sana y hago ejercicio.
    por eso, se, que comer como pajarito y “la verdurita” no son sinónimo de adelgazar.
    lo que hablas es la conclusión a la que he llegado.
    gracias por compartirlo
    lo siento, perdoname, te amo gracias
    Natacha

    • febrero 13, 2009 15:16 Responder

      Hola Nat: Bueno, la alimentación sana es un mito. Sano es aquello que tú piensas que es sano, eso es evidente. El ejercicio es excelente, pero sólo sirve para adelgazar cuando: a) te encanta practicarlo y b) crees con todo tu yo, que así adelgazarás. Lo importante en la vida es el grado de aceptación que le puedes dar a tu niña interior cuando ves que ha engordado. Gracias a ti por estar aquí. Lo siento, te amo y perdóname!!!

  10. luz
    febrero 15, 2009 21:53 Responder

    tengo una sombra que nubla mi existencia¡¡mi espiritu esta canzado¡me faltan fuerzas¡ deseo un cambio en mi vida pero no quiero sufri¡¡Vivi como me puedo ayudar¡¡
    lo siento, perdoname, gracias te amo’¡¡¡¡¡

    • febrero 16, 2009 09:31 Responder

      Hola Luz. Aqui en el artículo donde me haces tu comentario explico que el placer existe y eso hace innecesario al sufrimiento. Ama tu cuerpo tal como es y tendrás resultados sin dolor, el responderá de la misma manera, no lo condiciones. No necesitas sufrir si te das amor. Lee mi artículo “La llave dorada”. Lo siento, perdóname, te amo, gracias.

  11. Emma Peña
    febrero 24, 2009 11:27 Responder

    Hola Vivi, hace poco te conoci en you tube, buscando videos sobre el ho’oponopono y ahi vi la direccion de tu blog, el cual desde el principio me ha encantado, estoy leyendo poco a poco tus articulos,los cuales me han gustado y me han ayudado, como si los esperara ya para seguir creciendo.
    Este me ha gustado y me ha ayudado, lei que era bueno comer verduras crudas y lo he intentado pero no me agradan mucho,y mi cuerpo, que hace poco tiempo he empezado ha escuchar me pedia otras cosas, pero yo le decia callate tu no sabes, las verduras crudas son mas buenas, ja,ja,ja, quien es mas sabio?, y ahora que lo leo me ha ayudado a pensar de diferente manera.
    Gracias, bendiciones
    Una amiga, Emma

    • febrero 24, 2009 20:16 Responder

      Hola Emma, me hiciste reir con la respuesta que le dabas a tu cuerpo, me imaginé que él hacía silencio 🙂 Te doy las gracias por estar aquí y comentar este artículo. Un abrazo y bendiciones para ti.

  12. Sandra
    febrero 25, 2009 11:57 Responder

    Hola Vivi ..ha sido un gusto conocerte por este medio.charlando con una paciente de las clases de pilates (no me gust decir alumna ni clienta creo q paciente porq ellas me tienen paciencia a mi y aprendeoos juntos a transitar por este camino) y conversando de la vida..del crecimiento interior te nombro a vos y aqui estoy y fascinada porque me van llegando a mi vida personas como vos para mejoraraun mas y no detenerme nunca gracias y bendiciones para vos y que sigamos juntas creciendo besos desde Argentina

    • febrero 25, 2009 12:06 Responder

      Hola Sandra… mil gracias por hacerme parte de tus comentarios en tus clases de pilates, gracias por comentar este artículo y gracias por sanar conmigo. Besos y abrazos.

  13. Oscar Herrera Chacon
    febrero 26, 2009 22:34 Responder

    Hola Vivi
    Por recomendacion de una amiga tuya, Reyna Pasillas, es que estoy visitando tu pagina, he leido tu articulo “la dieta del placer” y esta muy interesante, me cae de maravilla, estoy con sobrepeso y siempre que trato de perderlo, es cuando me aparecen mas obstaculos para lograrlo. Creo que tendre que seguir tu recomendacion de revisar mas mi interior para tratar de encontrar alli la causa.
    Soy de Costa Rica y junto con mi esposa Ana, organizamos Talleres de psicologia, con las instructoras de Transformacion y Vida, Ramoncita y a muy corto tiempo con Patricia Segovia.
    Gracias por esta pagina de amor

    • febrero 27, 2009 09:25 Responder

      Hola Oscar, me alegra mucho que te hayas identificado con este artículo, pienso que el sobrepeso es más interior que exterior y estamos en el camino de aprender a sanarlo para que ninguna persona en la tierra se vea afectada por esto. Un abrazo y gracias por estar aquí.

  14. Mary
    marzo 22, 2009 12:43 Responder

    Hola Vivi

    Hace algún tiempo me llego tu meditación de Ho´ponopono y borrando memorias y los grave en un MP3 y lo conecto al acostarme y trabaja durante toda la madrugada, durante el día la verdad nunca lo hago porque entre una y otra cosa me olvido … tu crees que me este ayudando de esa forma???
    Bueno te cuento que hoy acabo de dar con tu página y he empezado a leer desde tu primer artículo que se lo dedicas atu madre y justo llego a este que habla de dietas y es mi tema preferido, nunca he sido gorda creo jajajaj bueno mido 1.70 y mi max. peso en algún momento fue 70 pero por muy poco tiempo y soy de las eprsonas que siempre estoy leyendo sobre dietas y cuido mi alimentación mucho a base de verduras, frutas, pescado y pollo que es lo mas sano y ahora me siento muy bien porque ahora estoy entre 58 y 60 kilos ya llevo así casi 4 años …. pero leer tu artículo me descuadro un poco …. bueno yo pense que me quería pero quizas sea desde un punto de vista de mi ego porque siempre me compro lo mejor y creo merecer lo mejor siempre. Es un muy buen artículo como para pensarlo. Gracias

    • marzo 23, 2009 17:59 Responder

      Hola Mary, por supuesto que eso que haces de escuchar el audio cuando te acuestas te está ayudando, cada vez que lo escuchas borras recuerdos dolorosos, así que es bueno, si puedes escucharlo más veces mucho mejor. Respecto de lo que es sano y lo que no, pues es una opción personal, si tu eres alguien que come algo que considera saludable y nutritivo, qué bueno ya que eso que crees es real, además te gusta. Sucede que hay personas que comen alimentos nutritivos y no les agrada, lo hacen por compromiso y naturalmente los resultados no serán tan satisfactorios como cuando se come con gusto como creo que lo haces tú. Gracias por tu comentario amiga, Un abrazo.

  15. Nan García
    agosto 29, 2013 09:57 Responder

    Hola Vivi!!! Antes que nada estoy mega agradecida por haberte encontrado a mi pareja y a mi nos encanta escuchar la meditación de las 4 palabras que curan y nos hemos sentido considerablemente mejor, valoramos lo que tenemos sea la situación que sea hemos descubierto que tenemos todo y era algo que a pesar de muchos libros, videos etc no podíamos entender. Ah y acerca de las dietas esta semana deje de preocuparme por mi peso y ambas nos sentimos de maravilla 🙂 , Gracias que Dios te siga bendiciendo.
    Lo siento, perdóname, gracias , te amo!!!

  16. agosto 29, 2013 10:14 Responder

    Gracias Vivi por hablarle a mi nina gorda!!! desde chiquita que busco el control de mi forma de comer, una vision nueva de esta problematica, te agradezco todos los temas que tocas son universales, como nuestras almas, un abrazo desde Argentina

  17. Patricia Aceves
    agosto 29, 2013 11:39 Responder

    ¡Hola! Vivi , desde que conocí tus artículos no los puedo dejar de leer, me encantó este del sobrepeso, yo tengo mucho tiempo con sobrepeso y cierta tristeza que no entiendo de donde viene he tratado de buscar incluso fuí a un tratamiento con scio para ver si me ayudaba a encontrar que pasa conmigo, tengo un tiempo que he ido perdiendo la audición a veces tengo la presión alta y cosas por el estilo, creo que estoy llena de miedos me podrás ayudar te lo agradecería infititamente, Saludos.

  18. Lety Olivera
    agosto 29, 2013 17:22 Responder

    Hola Vivi, en verdad gracias por este artículo, de un tiempo para aca he estado sufriendo por el peso y se lo achacaba a mi edad, (59 años sin matriz ni ovarios, o como me dijo un médico al que acudia para bajar de peso: ud. esta castrada y es muy dificil que baje) a problemas por los que pasé y que me lastimaron y creo que al recordarlos me siguen lastimando, y que no me he sentido merecedora de nada, jaja que tonta verdad? cuando soy merecedora de TODO porque estoy hecha a imagen y semejanza de Dios, gracias por este bello artículo y de hoy en adelante te estaré leyendo porque se que me ayudarás a borrar esas memorias que me hacen daño y que mi vida empieza a cambiar aqui y ahora. LO SIENTO, PERDONAME, TE AMO, !!!!GRACIAS!!!!!

  19. aida aguiar
    agosto 30, 2013 14:38 Responder

    muy util este articulo…y da que pensar pues recordemos que si bien la obesidad es una enfermedad, la bulimia y la anorexia tambien lo son y todas estan rodeadas de mitos, y miedos…y en el peor de los casos, matan! ubiquemos el centro como bien dices en el articulo amemonos y hagamos las cosas con y por placer…el beneficio es maximo y rapido en manifestarse…yo trato de cuidar mi cuerpo hoy por mi como casa de mi alma y espiritu y mañana puede cualquier parte servir a otro…creo en la donacion de organos hay que servir a los demas como podemos y cuando podamos, asi que a cuidarnos mas por nosotros y por los otros!….bendiciones para ti Vivi y para todos tus seguidores, se que estamos unidos por una luz especial…

  20. Carla Zuria
    junio 16, 2015 12:23 Responder

    Hola Vivi. Quisiera saber dónde puedo conseguir el libro que recomiendas de Sondra Ray La única dieta?
    En algún libro mencionas que se puede bajar de tu blog, pero no lo encuentro.
    Muchas gracias y felicidades por tu labor humanitaria!

    • Vivi Cervera
      junio 16, 2015 16:33 Responder

      Hola Carla, puedes encontrarlo en amazon.com.
      Gracias a ti por leerme. Abrazo.

Deja tu comentario. Adoro leerte.

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS