Sabrina

Sabrina

La sincronicidad, la causalidad y un bello sentimiento de unidad, se hacen presentes en la amistad que desde hace algunos años existe entre Sabrina Selmo y yo. Un día ella me escribió un correo electrónico, comentándome que me había conocido gracias a una amiga mutua, la doctora Patricia Segovia (de Celaya, Gto. México) y que deseaba traducir mis escritos a su segunda lengua materna, el italiano. Y yo acepté encantada. Algo en mi interior me decía que ella era y es la persona perfecta para introducirse en cada palabra, en cada oración, en cada párrafo y darle el mismo sentido que yo. Algo en mi interior me decía que trabajaríamos juntas mucho tiempo.

En ese momento había un gran vacío entre la comunidad italiana que me lee y yo. Ellos me leían con traductor, hasta que ella apareció. Entonces creé un blog: quattro parole che curano y lo llenamos con mis escritos traducidos al italiano por ella. Les dio el sentido perfecto porque las personas así lo expresaron desde siempre. De hecho, sus traducciones han tendido puentes de luz en varias direcciones porque algunas personas de Polonia, de Suiza e incluso de Rusia, se encuentran, se hallan, se perciben en sus palabras.

Con ella me he dado cuenta de que traducir no es fácil, la cantidad de palabras de un idioma a otro varía. Sabrina me ha hablado de su gran amor por el español, ya que ha vivido en algunos países de América Latina y conoce perfectamente nuestros modismos, cultura y riqueza gramatical. El español posee una infinita cantidad de recursos y palabras para embellecer un escrito y no todos los idiomas poseen esta cualidad. Cuando ella traduce, une nuestros mundos con su inspiración. Me siento agradecida.

Jamás le he dado un peso por traducir, ella no lo hace por dinero, tampoco lo hace por publicidad; he sido yo quien le ha convencido de escribir su nombre en las traducciones y en el blog. Su trabajo es totalmente desinteresado, desapegado, genuino.

Con el paso del tiempo encontramos más puntos en común. Amamos los perros. Ella en especial a la raza bóxer y yo a los labradores. Y había más que eso. Un día me dijo que ella no acostumbraba leer mis textos antes de traducirlos, que lo hacía de forma simultánea, permitiendo que fluyera libremente sin introducir su mente en ellos, tal como si estuviera conectada al mismo haz de luz del que yo extraigo las palabras. Ella vive en Italia y yo en México, no nos conocemos en persona, ¿Cómo puede ser posible trabajar en equipo de esa manera? Bueno, Sabrina lo hace posible. Mi sueño es llegar de sorpresa a su casa, tocar la puerta y decirle: vine desde México sólo a darte un abrazo. Lo mejor de todo es que la distancia no ha sido impedimento para que podamos charlar. Recuerdo que hace aproximadamente 2 meses, soñé que visitaba su casa, que me sentaba en su sala y que después probaba su exquisita comida. Ese día ella había preparado unos spaghettis inolvidables, los mejores que he comido y los saboreamos con una botella de vino. Después de eso regresé un par de veces a probar la misma comida en su casa y a verla sonreír. En mis sueños, Sabrina ha visitado mi casa un par de veces y hemos compartido tiempo y espacio alegremente.

Hace algunas noches me desperté en la madrugada y el primer nombre con todo y apellido que vino a mi mente fue: Sabrina Selmo. Pasaron los días, y hoy mientras compraba unas hermosas flores naturales para mi oficina, el pensamiento llegó de nuevo: Sabrina… ¿Para cuándo? Y le respondí: la próxima vez que me siente en mi computador será para escribir sobre ella, no te preocupes. Y aquí está la breve historia de una chica que conoció América Latina, que vivió en México y que se quedó con el idioma español en su alma porque algún día construiría puentes de luz entre nosotros.

Querida Sabrina, las personas de Latinoamérica, las de Italia y quienes hablan italiano en el mundo, agradecemos tu presencia y tu poder para unir nuestros mundos, tu poder para hacernos sentir uno.

Te abrazo.

Gracias por leerme.

5 COMENTARIOS

  1. Sabrina Selmo
    febrero 14, 2012 15:24 Responder

    Vivi … te agradezco muchichisimo por tus palabras y te juro que nunca hubiera pensado en aparecer de esta forma en tu blog : ))
    Sabes que no me gusta aparecer …pero este lugar me encanta y me siento honrada !
    Yo soy la que se siente muy agradecida por coincidir contigo en este instante del tiempo y espacio y mas aun por el hecho de que màs personas podran entender tus escritos atraves de mi simple intervencion.
    Te Amo Vivi , con affetto e simpatia <3

  2. Aquiles Warrick
    febrero 14, 2012 15:26 Responder

    Que maravillos historia Vivi, pues tu mereces eso y mucho más de verdad me alegro mucho, admiro y agradezco tu hermoso trabajo, gracias a Sabrina también por ser parte de esta bella historia. Abrazos de Luz…

  3. Vivi Cervera
    febrero 14, 2012 17:29 Responder

    Sabrina, Aquiles… les quiero, les amo. Gracias.

  4. Leticia Bernal Garza
    febrero 14, 2012 19:19 Responder

    Que linda historia Vivi……. es hermoso tener amigas que esten en la misma frecuencia aun a la distancia ,tu eres una de persona de luz que nos llevas a disfrutar mas la vida con tu trabajo y dedicación a servir y aunque no tenga el gusto de conocerte en persona me trasmites esa luz …estoy segura que Sabrina tambien lo percibe de la misma manera y gracias a las dos por la ayuda espiritual y por estar en el tiempo y espacio que mi Dios considero perfecto para encontrarte … lo siento …perdoname .. muchas gracias .. te amo

    • Vivi Cervera
      febrero 16, 2012 10:24 Responder

      Gracias Leticia, me agrada que te haya gustado el relato.

Deja tu comentario. Adoro leerte.

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS