Te amo

Te amo

Soy una convencida de que los humanos somos los seres más valientes de la creación. Y lo somos porque la vida, tal como la concebimos, nos toma por sorpresa a cada instante. No tenemos idea de qué es lo que va a venir en el próximo tramo del viaje, pero ahí estamos dispuestos a afrontarlo. Y si no estamos dispuestos, pues las mismas circunstancias nos van enseñando.

Una de las cosas que vinimos a aprender fue sobre nuestra relación con nosotros mismos, porque de ella depende el mundo que vemos afuera. De esa relación depende que lo que miramos exprese belleza o dolor. Y en ese aprendizaje es fundamental el amor.

Una persona que por sus interpretaciones siempre está triste, observará un mundo que sólo emite dolor. Una persona que por sus interpretaciones siempre está resentida, creerá que los demás están mal y que necesitan cambiar. Una persona que por sus interpretaciones siempre está enojada, estará lista para devolver el golpe, porque considera que en esta vida hay que aprender a defenderse. Una persona que por sus interpretaciones siempre se ha sentido culpable, no podrá confiar, pues el mundo que ve afuera parece demasiado hostil. Una persona que a través de sus interpretaciones ha despertado, considerará este mundo como una inmejorable oportunidad para amar.

Después de leer esto, estarás más segur@ respecto de que el mundo que ves, es percepción tuya. O para ser más directa, es una grabación. Siendo cruda, una mentira. Ya está.

Bueno, ahora que sabemos que el mundo que vemos y que parece tan externo, tan aparte, tan incoherente, tan lejano, tan insensible, tan brusco, tan ajeno, viene de algo que está adentro, pensando. Así que podemos preguntarnos: ¿Amamos realmente nuestras creaciones? ¿Realmente te amo?

No hablemos de los seres humanos que nos rodean y que parecen externos, lejanos, distantes, separados. Hablemos de los que viven con nosotros en casa. Sus actos son inconscientes creaciones nuestras. Aparecen desde adentro de nuestra conciencia. Reflejan lo oculto, cómo nos sentimos con la vida y con nosotros mismos.

¿Les amamos, les aceptamos, les honramos como las creaciones nuestras que son?

Espero que sí, o que por lo menos estemos en camino de ello. Que hayamos comprendido la importancia que esto tiene. Porque a eso vinimos. Aunque sea poco fácil. Y la única manera disponible es a través de sus aciertos y de sus desaciertos. Mirarlos. Como si en sus aciertos pudiéramos ver aquello tan nuestro que deseamos conservar. Y en sus desaciertos pudiéramos ver aquello tan nuestro que necesitamos trascender.

Trascender es la palabra. Y puede significar: corregir un error, iluminar una creencia. Convertir en luz la oscuridad. Sentir que todo eso que sentimos y observamos en esa persona, habla sólo de una cosa, de la relación que tenemos con nosotros mismos.

Que amarle es amar nuestras creaciones. Comenzar a tener una bonita relación contigo, conmigo, con nosotros. Amarle como es, significa abrazar algo que está sembrado en nuestro propio jardín secreto. Amarle sin condiciones es convertir el mundo en un lugar mejor.

Una vez que esto se ha integrado, el mundo no tendrá que cambiar. Será perfecto. Brillante. Uno contigo.

Gracias por leerme.

Entradas Sugeridas

3 COMENTARIOS

  1. Judith Payan
    febrero 26, 2016 21:40 Responder

    Hola, es la primer vez que visito tu blog… aunque desde hace poco mas de un mes uno de tus libros me encontro, una de esas maravillosas “coincidencias”…asi como la “coincidencia” de leer esta publicacion tan estupenda y ver la imagen que elegiste, pues hace unas horas me entere de que sere mama, despues de muchos intentos. solo agradezco a la vida por lo que nos permite vibrar cada dia y encontrar personas como tu que se preocupan por hacer un mundo mejor.
    un abrazo!!!

  2. Lis
    julio 18, 2016 13:56 Responder

    amo las ” diosidencias” y leerte llega en un momento difícil pero superable gracias a almas como la tuya
    El universo te bendice

  3. Elder
    julio 25, 2016 17:01 Responder

    Bonita reflexion, aplicable al diario vivir, el poder comprender, aunque a veces siento todo eso… y otras no. Porque será que esta la dualidad? Gracias , Lo siento. Te amo.

Deja tu comentario. Adoro leerte.

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS