Tomando a la mente de la mano

Tomando a la mente de la mano

A pesar de que no sé cómo sanar, lo hago. Lo estoy haciendo. Simplemente lo hago.

Con estas palabras comencé mi taller en la Ciudad de México hace algunos meses, porque el tema fue autocuración. Lo que en mi trabajo significa: curarnos con palabras. Porque como ya he escrito antes, una palabra causó todo eso que ahora nos incomoda, todo eso que llamamos enfermedad. Y si una palabra lo causó, otra de mejor vibración lo puede curar.

Y es que para curarnos, es fundamental conocer que lo que nos afecta se encuentra en la conciencia, a manera de información. Y es preciso desprendernos de ella. Por esto es que utilizamos esencialmente las palabras sanadoras que son: te amo, lo siento, por favor perdóname gracias. Que también significa amor por lo que va llegando a tu conciencia, a tu mente, como si de tus hijos se tratara.

Eso es tomar a la mente de la mano. Evitar que quede a merced de los sentidos, a merced de las percepciones, porque estas casi siempre duelen, casi siempre mienten. Y es cuando la mente divaga, que caemos en estas percepciones que de repente parecieran precipicios, y es cuando podemos usar al perdón como propulsor. Usar la aceptación y la gratitud para salir de ese lugar mental. Estas bellas formas del amor, estos códigos sanadores que expresamos por medio de las palabras mencionadas en el párrafo anterior, pueden conducirte a espacios tranquilos, a disciplinas, artes y otras maravillas del mundo que quizás no conozcas, pero que esperan por ti.

En mi caso, cuando un coro de voces se posa a mi alrededor, voy despejándolas una a una, perdonándolas, amándolas, agradeciéndolas. Y como no tengo más, solo las 4 palabras que curan, en verdad no calculo el tiempo, no les pido cuentas, no llevo la cuenta, todo vendrá cuando deba ser. Y lo recibiré de la mejor manera que puedo. A esto le llamo tomar a mi mente de la mano, no dejarla que piense lo que le apetece, y a la vez comprendiéndole como la niña que es.

Sanar con lo que te dices. Sanar a partir de las palabras que van surgiendo de ti, momento a momento. Aprender a sentirte san@. Dejar que las palabras con las que te estás curando, se asienten en el alma. Confiar, que no es lo mismo que tener fe. Confiar es hacerlo. Aprender a tomar la mente de la mano.

Gracias por leerme.

Autocuraciónmp3

Entradas Sugeridas

8 COMENTARIOS

  1. Sonia
    julio 26, 2016 15:53 Responder

    Hermosa Vivi: quiero agradecerte. Porque con tu lenguaje sencillo y a la vez apasionado es que estoy comprendiendo “de que se trata”. Adoro leerte. y comparto tus cafés!
    Perdon. Gracias Te Amo. …Y sigo ….. abrazo a tu Alma.

    • Vivi Cervera
      julio 26, 2016 15:58 Responder

      Qué hermoso comentario Sonia. Lo guardo allí en el cofre dorado del corazón.
      Abrazos.

  2. Susana Sanchez Fadon
    julio 26, 2016 21:49 Responder

    Es maravilloso Vivi…simplemente eso, tan sencillo pero tan grandioso. Gracias!!!

  3. Digna
    agosto 08, 2016 21:21 Responder

    Me gusta mucho lo que nos compartes he aprendido a cojer calma con las Cuatro Palabras, Te Amo,Lo Siento,Por favor Perdoname,Gracias y la oración. A Dios le doy gracias por encontrar el HO’OPONOPONO Y ENCONTRAR a ti. Tratando de hacerme sanación. Lo siento ,perdoname,te amo, Gracias,Gracias. Gracias por compartir

  4. agosto 26, 2016 19:01 Responder

    ME ENCANTAN TUS MENSAJES.TAN FORTALECEDORES ,SANOS Y AMOROSOS.MUCHAS GRACIAS.BESOS.

  5. patricia toledo
    septiembre 24, 2016 22:41 Responder

    Maravillosas y perfectas palabras que poco a poco van endulzando el espíritu y lo van llevando a su perfecto estado de paz..Gracias Gracias Graciad

  6. MARIA JOSEFNA PICHARDO GARCIA
    diciembre 21, 2016 19:51 Responder

    GRACIAS GRACIAS CRACIAS LINDO SER DE LUZ MI VIDA TIENE OTRO SENTIDO AHORA

  7. lili
    febrero 14, 2017 15:46 Responder

    Gracias por tus palabras recien te conozco era justo lo que estaba necesitando-

Deja tu comentario. Adoro leerte.

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS